Amistad aún más profunda entre China y Chile. “Despedida del Embajador Yang Wanming”
Categoría: Alemania, Noticias

 

h

Discurso del Embajador  Yang Wanming 

Buenas tardes y muchas gracias por su presencia.

El tiempo pasa volando. Arribé a Chile en mayo de 2012, y ahora, dentro de 5 días, me despediré de ustedes con la misión culminada. Esta experiencia en Chile ha sido la más valiosa en mi carrera diplomática. Vine con expectativas y regresaré con fructíferos logros y largas memorias.

En los 2 años transcurridos, me he integrado a la sociedad chilena, haciendo amigo con amplios sectores. Para mí, la fraternal amistad con ustedes significa un tesoro inestimable. Por otro lado, he recorrido cada una de las 15 regiones de Chile. La sencilla y honda hermosura natural, el amistoso y honesto pueblo de Chile, me han dejado profundas e inolvidables impresiones.

Los logros del trabajo también merecen satisfacción y orgullo. Dentro de estos 2 años, gracias a nuestros esfuerzos mancomunados, las relaciones entre China y Chile vienen ostentando nuevos avances.

DSC_2769

Nuestro vínculo político se vuelve más estrecho. China concede alta importancia a la cooperación con Chile. Chile toma su relación con China como una prioridad de su política exterior. Entre ambos países, establecemos la Asociación Estratégica en 2012. Nuestros mandatarios se han reunido tres veces en dos años. Una decena de ministros chilenos han visitado China. Se mantiene el diálogo anual entre nuestros poderes legislativos. El intercambio entre partidos se ha intensificado.

Paralelamente, hemos creado la Comisión Binacional Permanente y el mecanismo de diálogo económico. Entre ambas partes, hemos iniciado la elaboración de un plan de acción conjunta, con miras a planificar e impulsar integralmente nuestro intercambio y cooperación multifacéticos a largo plazo.

El comercio bilateral crece cuantitativamente y también cualitativamente. El volumen anual ya supera 35 mil millones de dólares. Hoy día, nuestro comercio mensual incluso sobrepasa el comercio anual registrado a principios de este siglo.

Pero es todavía más alentador ver que se va diversificando nuestra estructura comercial. En estos 2 años, hemos sido testigos de un fenómeno del vino chileno y otro de los autos chinos. Chile ya alcanza a ser el primer proveedor de vino a granel para China y el tercero de vino embotellado. La venta de los autos chinos asciende rápidamente en el ranking del mercado chileno, ocupando ya el segundo lugar. Así mismo, la exportación chilena a China de productos no tradicionales, tales como los agrícolas, forestales y pesqueros, mantiene un alto crecimiento de 30% a 50%.

Nuestra cooperación de inversión arranca con fuerza. Desde el inicio de mi misión, muchos amigos me han manifestado su expectativa de que China invierte en Chile. En 2 años, hemos avanzado a pasos firmes. Firmamos el acuerdo de inversión, brindando un marco legal para las inversiones mutuas. Celebramos en Beijing en mayo de 2013, el primer foro “Invertir en Chile”, presentando las oportunidades de negocios en este país.

Ahora, las empresas chinas ya están procediendo a invertir en sectores chilenos de agricultura, minería, nueva energía, infraestructura, etc.. El Banco de Construcción, el segundo banco más grande de China, instalará dentro de este año su primer sucursal en Chile. Mayor colaboración entre las instituciones financieras, sin duda, redundará en beneficio de las inversiones recíprocas.

La cooperación en ciencia y tecnología marca firmes pasos hacia adelante. En octubre del año pasado, se inauguró en Santiago el Centro Conjunto China-Chile de Astronomía, el primer centro de estudios astronómicos que ha instalado China en el extranjero. También se está preparando un Centro de Big Data de Observación Astronómica.

La cooperación astronómica juega un papel ejemplar ante otras cooperaciones en ciencia y tecnología. La instalación de un Centro Conjunto de Investigación sobre la Energía Renovable ya está incluida en nuestra agenda.

El intercambio cultural rinde frutos. En mayo de 2013, logramos traer a Chile al joven pianista Lang Lang, cuya presentación provocó ovaciones extraordinarias. La ópera de Beijing ha formado parte en dos ocasiones del Festival “Santiago a Mil”, recibiendo fuertes aplausos del público.

La Embajada planea celebrar en 2015 “el Año de la Cultura China” y organizar una exposición de los tesoros de la Ciudad Prohibida, entre otras actividades interesantes. Lamentablemente no podré compartir con ustedes estos eventos. Pero tengo toda la confianza de que se hará más próspero nuestro intercambio cultural .

En otras materias, los éxitos también abundan. Más de cien profesores voluntarios chinos han venido a Chile, para enseñar el idioma mandarín a casi 5 mil alumnos chilenos. Por ser pionero en la enseñanza del mandarín, Chile ha sido elegido como anfitrión del Centro Regional de Institutos Confucio en América Latina.

Hemos aumentado el número de becas ofrecidas a estudiantes chilenos y promovido la colaboración entre universidades de ambos países, a favor de mejor intercambio entre los jóvenes.

Celebramos en mayo pasado el primer Seminario sobre la Cooperación Descentralizada e Integración entre China y Chile. Éste es el primer mecanismo binacional sobre cooperación a nivel local creado entre China y un país latinoamericano.

Los reportajes sobre China en la prensa local se incrementan constantemente y las investigaciones académicas están tocando temas más profundos de China. La flota de la armada china volvió a visitar Chile y la primera astronauta china fue invitada a FIDAE de este año .

Como bien dice un refrán chino, “Una sola flor no representa una viva primavera, pero cientos de ellas sí lo hacen”. Ahora, podemos decir que las relaciones China-Chile se encuentran en la viva primavera florecida, lo cual es muy alentador para nosotros.

DSC_2867

Estimados amigas y amigos,

DSC_2781

Pasando revista a estos 2 años, varios instantes han tocado profundamente mi corazón. Por ejemplo, en Puerto San Antonio, una orquesta de jóvenes me sorprendió, recibiéndome con un exquisito himno nacional de China. Éste es un vívido reflejo de nuestra amistad.

En el lejano Parque Nacional Torres del Paine, una bahía fue bautizada con el nombre de Tsingtao, una ciudad de China.  El viento y la nieve acompañaron la ceremonia, pero sentimos allí un cálido afecto y el aprecio mutuo entre nuestras sociedades.

En una pequeña hostería de la comuna de Puyuhuapi de Aysén, la dueña me mostró una botella de agua mineral, con indicaciones en chino. Es un producto suyo que exporta a China. Me quedé muy sorprendido. Pero veo allí el estrecho vínculo económico entre ambos países.

Estos instantes me animan y me hacen sentir grandes responsabilidades. Me pregunto, ¿cómo podemos llevar nuestras relaciones a ulterior sostenibilidad y profundidad, en base de los éxitos alcanzados y en beneficio de mejor bienestar de los dos pueblos? Creo que la clave está en cuatro palabras que empiezan con la letra C.

Primero, Comprensión. Si observamos las relaciones bilaterales como el tronco de un árbol y la cooperación como sus frutos, el conocimiento y reconocimiento mutuo debe ser su raigambre. Con el desarrollo de nuestras relaciones y cooperación, necesitamos cada vez más una raigambre bien profunda y extendida. El enfoque estratégico y la confianza política son de vital importancia, pero no suficientes. El conocimiento y reconocimiento entre las dos sociedades debe jugar también un papel relevante.

Por eso, los dos gobiernos, los medios de comunicación, los sectores académicos, empresariales y culturales, deben continuar fortaleciendo el conocimiento mutuo, profundizando la comprensión recíproca y extendiendo el conocimiento y la comprensión de uno al otro país a toda la sociedad, a fin de consolidar y ampliar ulteriormente el consenso social en el desarrollo de nuestras relaciones binacionales.

Segundo, Convergencia. “Convergencia en la diversidad”, la política regional del Gobierno chileno me inspira. A medida que avanzan la globalización y la multipolarización, las relaciones entre países sobrepasan el mero ámbito bilateral. Se extienden cada vez más a la cooperación regional y multilateral. Mientras tanto, esta cooperación ayuda a fortalecer y enriquecer las relaciones bilaterales.

Por ello, con una visión global y de largo alcance, debemos definir acertadamente la nueva posición de nuestras relaciones chino-chilenas en el mundo actual, buscando mayor convergencia.

Chile es una importante economía emergente, que se respalda en América Latina y se inserta en Asia Pacífico. Es un puente entre China y América Latina. La convergencia de intereses nos puede conducir a nuevos enlaces en la cooperación integral entre China y América Latina en su conjunto, en la integración regional de Asia Pacífico y en materia de multilateralismo. Y estas cooperaciones de índole estratégica inyectarán nuevos impulsos a nuestras relaciones binacionales.

Tercero, Complementariedad. El desarrollo pacífico de China representa una oportunidad de escala mundial. A su vez, Chile, un país de apertura plena, democracia madura, progreso continuo y desarrollo estable, llama la atención de todo el mundo.

En este contexto, para transformar nuestro desarrollo privilegiado en cooperación pionera, hay que identificar y aprovechar bien la complementariedad entre China y Chile, así como las ventajas comparativas de cada uno. El fenómeno del vino chileno y el fenómeno de autos chinos son justamente resultado de la complementariedad y las ventajas comparativas. Estos fenómenos los debemos extender a otros productos y a otras materias.

Hay que seguir explorando nuestras complementariedades, entre la dotación de recursos y la demanda del mercado, entre la dotación financiera, tecnológica y las necesidades de desarrollo, entre los sectores económicos primordiales de cada uno, entre las ventajas geográficas respectivas, etc., a efectos del sostenible progreso de nuestra cooperación y la mejor contribución a nuestro desarrollo conjunto y duradero.

Cuarto, Creatividad. Sociedad informática, gran data, revolución científica y transformación industrial caracterizan el mundo actual. Con mentes abiertas y a la vanguardia de la era, nuestra cooperación captará nuevas oportunidades de avanzar a pasos más gigantescos.

Podemos explorar posibilidades en nuevas y avanzadas materias, tales como la financiera y monetaria, de comercio electrónico, estándares, regulación, nueva energía, cadena de valor, etc., haciendo nuestra cooperación más creativa.

Esto requiere un papel proactivo y orientador de nuestros gobiernos, así como la activa participación de los diversos sectores. Con tal que avancemos con espíritu emprendedor y aunando todos esfuerzos, las brillantes perspectivas se convertirán en resultados fructíferos.

DSC_2756

 

Estimados amigas y amigos.

 

Actualmente, tanto China como Chile se encuentran en una etapa clave de la profundización de sus reformas. Reformando en búsqueda de desarrollo, desarrollándose en pro de la prosperidad, China y Chile tienen el mismo sueño. Los dos países pueden hacer realidad este sueño aumentando la confianza mutua y profundizando la cooperación. Me asiste la plena convicción de que la Asociación Estratégica China-Chile rendirá mayores frutos en adelante. Quisiera formular del fondo de mi alma, mis mejores votos por la prosperidad de este querido país y por la amistad aún más profunda entre China y Chile. En adelante, en calidad de Ex-Embajador de China en Chile, seguiré de cerca lo de este país y continuaré aportando mis contribuciones al desarrollo de nuestras relaciones.

Para finalizar, queridos amigas y amigos, quisiera reiterarles de todo corazón, mis más profundos agradecimientos, por su valiosa amistad y gentil apoyo, que sin ninguna duda, me va a dejar una preciosa y permanente memoria. Voy a dejar Chile con un profundo afecto hacia este querido país y su pueblo. No puedo conseguir más palabras justas que puedan interpretar mi sentimiento de este momento. Por eso, sólo quisiera enviar a todos ustedes, amigas y amigos, mis mejores deseos y mi más cálido y fuerte abrazo.

Muchísimas gracias por todo!

Palabras del Embajador Yang Wanming en la Recepción de Despedida por Término de Misión

DSC_2801

 

http://cl.china-embassy.org/esp/

 

 

DSC_2803

 

DSC_2775

 

Santiago de  Chile 14 Agosto de 2014

 

header-nd

Deja un comentario